top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaylen Rafuls Rosa

Tres Principios Poderosos de la Gestión del Tiempo (Número 2)

En la introducción de este blog de tres partes, comenté que muchos de nosotros tenemos grandes esperanzas sobre lo que queremos hacer con nuestro tiempo y nos proponemos objetivos para mejorar nuestra gestión del tiempo.


También presenté el siguiente poderoso principio de la gestión del tiempo:


Mientras todavía respiremos, tenemos la capacidad de elegir mejor cada día lo que hacemos con nuestro tiempo.


Este primer principio podría servir de antídoto contra una creencia bastante común sobre el tiempo, la cual nos bloquea, o la creencia de que el tiempo nos controla. Cuando caemos en la trampa de creer que estamos sujetos al reloj y a las expectativas que otras personas tienen de nosotros, renunciamos voluntariamente a nuestro propio poder de decidir sobre nuestro tiempo.


De la nueva creencia que de hecho sí podemos decidir, fluye el segundo principio de la gestión del tiempo, que es ...

Para poder tomar mejores decisiones sobre qué hacer con nuestro tiempo, debemos tener claras nuestras prioridades.


Para muchos de nosotros que pedimos ayuda con la gestión del tiempo, lo que en verdad añoramos es tener más tiempo para las cosas que nos importan, ya sea un quién y / o un por qué.


Por ejemplo, la mayoría de la gente estaría de acuerdo que nuestras relaciones personales más cercanas (familia, seres queridos, amigos) nos importan mucho. Sin duda valoramos pasar tiempo con estas personas al igual que el sentimiento de alegría que cultivamos cuando estamos cerca de ellos. Además, tener un propósito en la vida y participar en un trabajo significativo es importante para la mayoría de las personas; después de todo, si se debe ganar un salario, cualquiera estaría de acuerdo que es preferible ganarlo haciendo un trabajo significativo.


Debido a que la vida tanto como las prioridades cambian constantemente, estas últimas necesitan ser re-negociadas frecuentemente. Es importante aclarar las prioridades a menudo, para así asegurar que la manera en que usamos el tiempo corresponde con nuestras prioridades.


Para resumir este segundo principio, antes de buscar estrategias externas para manipular tu gestión del tiempo, intenta definir y aclarar tus prioridades internas.


Preguntas de discusión: 1) ¿A quién y / o a qué valoras? ¿Por qué? 2) ¿Qué necesitas para comprometerte cada día más a priorizar lo que realmente valoras?

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page